Puedes ver mis obras y mucho más en

castrovalva recomienda la música de Robert Jürjendal

entrevistas y artículos por eduardo paz carlson

miércoles, 7 de diciembre de 2011

ENTREVISTA CON FRANCISCO FATTORUSO 25NOV11

ENTREVISTA CON FRANCISCO FATTORUSO 25NOV11

“Siento que estoy en una misión musical”

por eduardo paz carlson 

versión sin editar

Perteneciente a una de las familias musicales con más abolengo en la escena nacional, Francisco Fattoruso se presenta el show “Mi Casa” el 9 de noviembre en la Sala Zitarrosa con nuevas canciones y rodeado de invitados. 
Confiesa su felicidad por volver al país y cuenta su crecimiento personal y como músico  y como productor durante los 9 años en que vivió en Atlanta.

Su nueva presentación lleva el sugestivo título de  “Mi Casa”. ¿Es para festejar que vuelve a “su Casa”, que vuelve a radicarse en Uruguay?

Sí es eso y un montón de otras cosas.  Hasta ahora, aunque vivía en Estados Unidos, siempre venía a tocar una vez por año y ahora que estoy volviendo pensé que sería buenísimo hacer un show con amigos músicos de siempre. Es como una “llegada musical” para mí: el fin de una etapa y el comienzo    de otra en mi carrera. En este show voy a tener cerca de mí a gente que me hizo crecer musicalmente como  Fernando Cabrera que es uno de los invitados y que para mí siempre fue una figura muy importante musicalmente. Voy con el trío Fattoruso que hace tiempo que no toco. Y una cantidad de invitados que va a ir entrando en escena. A eso sumale mi banda. Va a ser como una fiesta.

¿Va a estrenar alguna canción?

Foto por EPC
Obviamente voy a tocar canciones de “The House of Groove”, mi disco actual, y sí, también voy a tocar algunas canciones nuevas de mi nuevo disco “Music Adventure”.  Son canciones que ni título tienen de lo nuevas que son. Además  voy a presentar música aunque no sea mía. Siento que estoy en una misión musical: quiero expandir la música lo mejor posible. Amo todos los tipos de música y quiero difundir música, tocar música, aprender con otros músicos. Quiero  brindarle al público  todo eso que he aprendido y voy aprendiendo.  El disco lo estoy terminando ahora pero solo voy a adelantar 3 canciones del disco.  Viene desde Brasil,  Tamy Macedo que es una cantante alucinante y vamos a tocar 2 de sus canciones. El show va a pasar por diferentes lugares, diferentes atmósferas. Cuando cante ella aparecerá Brasil en toda su magia. Brasil forma parte de mi vida en todos los sentidos.  También estará Julieta Rada  haciendo algunas cosas “sorpresa” lo mismo que Cabrera.

¿Y el nuevo disco, cuando sale?

Atlanta es una ciudad de mucha música, muchos músicos. Y los bateristas que hay, son… ¡impresionantes! Hay una lista de bateristas de primera línea que tocan con los mejores artistas que te podés imaginar. Me pareció anormal la cantidad de bateristas excelentes que hay. Entonces, como me estaba volviendo para acá, pensé que no podía irme de Atlanta sin convocar a algunos de estos bateristas para mi nuevo disco. Grabé varios  bateristas increíbles en el disco: Lebron “LB” Remmer, Kemmerin “KB” Blalark, Terrell Sass, Tony Royster Jr., Lil¨John Roberts y Carlos McSwain .Por suerte estuve muy rodeado de esta gente y pude aprender mucha música con ellos. Empecé a grabar al disco en Atlanta y lo voy a terminar acá porque quiero que toque mi padre, el “Chapa” Chapital, Nicolás Ibarburu y muchos amigos más. Quiero que haya invitados, en el disco, de Uruguay y Argentina también.  En este momento el disco está en “el horno”. Está a medio grabar, ya tengo las baterías, teclados, grabados. El resto lo iré grabando acá. Creo que para abril del 2012 saldrá al mercado. El espectáculo se llama “Mi Casa” (por una canción mía que está en “The House Of Groove”) que es una canción que habla de mi casa verdadera que es Montevideo. Nací en Estados Unidos, me crié en Brasil, pero mi casa es Montevideo. Puedo estar en cualquier lado pero solo me siento realmente cómo  en mi casa. Cuando escribí esta canción estaba viviendo en Virginia y estaba difícil la cosa porque la gente ahí es muy separada y me pareció propicio que estoy volviendo acá, a mi casa, ponerle así al show.

¿Usted es muy polifacético musicalmente, que géneros explora en  “Music Adventure”?

¡Es que me gusta toda la música! No sé cómo definir mi estilo exactamente, soy difícil de encasillar. En sí, es música instrumental que tiene influencias fuertes de jazz y de rock en términos brutos.  Pero en realidad, toda la música que yo hago es el resultado de todo lo que estudio, de todo lo que investigo en la música de diferentes géneros.  Toda esa música que recibo de todas partes  la voy incorporando en mis propias composiciones.  Por ejemplo, lo que más me cambió la vida fue el Góspel. Cuando me mudé a Atlanta en el 2006, quedé sorprendido de la cantidad de iglesias de Góspel que había.  Enseguida me hice amigo de músicos que tocaban en  este tipo de ceremonias religiosas. ¡Y empecé a tocar en las iglesias!  Fueron 6 años de corrido tocando, a veces varias veces por día, en iglesias de Góspel.

Esa experiencia debió ser muy impactante para usted como músico.

Foto por EPC
Y  sí… tremendo. Eso me cambió. Me cambió la manera de tocar y me dio disciplina porque es muy riguroso y a la vez lo más musical que te puedas imaginar. El cantante te hace llorar pero el organista (en el viejo Hammond) te hace llorar y la composición en sí, el momento, lo sentís en el corazón, te conmueve muy adentro. En el Góspel está todo mezclado, es como una música sin barreras. Yo incorporo esa música a mis composiciones, no como una cosa obvia porque no vas a decir “a mirá acá es góspel”, no por lo de la iglesia y lo religioso pero sí por el lado musical, por la raíz musical y por la emoción que mueve. De joven escuchaba mucho blues y el góspel y el blues y el jazz todos salen de la
misma raíz. Esa raíz es la que se expresa en mi música. Estoy muy agradecido de que ellos me hayan dejado entrar en su mundo del Góspel porque yo no sabía nada, entré a aprender. Después me metí bastante en el ambiente Góspel.

¿Y en la parte religiosa, lo afectó también?

No… Religión en sí, no tengo. Soy una persona de fe. Pero tengo conflictos con la iglesia, como se maneja  el poder, sobretodo la iglesia de Estados Unidos que tiene Pastores que son peores que un cura. El Pastor es casi como Dios. Lo que él dice es palabra sagrada, casi. El Pastor va cada domingo con un traje diferente, súper extravagante, y la mujer del Pastor tiene autoridad en la iglesia para hacer lo que quiera. Tienen una parte muy buena que es el cuidado de la comunidad y de uno si pertenecés a su congregación, en eso son buena onda. La iglesia negra cien por ciento y Atlanta es muy negra. La parte blanca, en la que también me metí, el Bluegrass, El Country  que muy bueno pero los negros son mucho más parecidos a nosotros en la manera de interactuar humanamente. Entonces yo me sentí mucho más a gusto con los negros.  Los negros son menos anglosajones.  Pero el Góspel, la música, el ambiente en la iglesia, lo fuerte que es, yo me volví loco por toda esa belleza, esa música, y pude aprender muchísimo.
Grabé con diferentes artistas de Góspel como por ejemplo, Dietrick Haddon, un cantante buenísimo muy conocido en el ambiente de Atlanta. También grabé para iglesias y artistas más “chicos”. En el Tema “El Equilibrista” del disco “Por Lo Menos Hoy” de No te va Gustar  grabé unos coros Góspel.  

En el pop uruguayo, el rock nacional y el candombe, se utilizan los coros y lo vocal en general de forma muy rudimentaria y podo imaginativa. No hay una tradición coral en las músicas populares uruguayas, ¿por qué?

Comparando lo que pasa en Estados Unidos y acá, lo que pasa es que allá hay una cultura de cantar mucho. Y la gente es muy suelta para cantar. En el coro de Góspel, que te ponés a llorar, muchas mujeres son amas de casa que trabajan todo el día y cantan mientras trabajan. Después va a la iglesia y cantan. Es algo cultural. En Uruguay ahora es como que la gente está más liberada. La gente es como que siente vergüenza, y con miedo de desbordarse. Eso me decían antes. En Brasil, por ejemplo, todo es como muy extravagante, como exagerado y sin ninguna timidez. Ahora, te decía, creo que la gente está haciendo más lo que se le da la gana.

Una de las cosas que falla en el pop uruguayo y el rock es el canto.

Cualquier pueblo puede cantar perfecto, es una cuestión de la cultura. Es como jugar al futbol. Si nacés acá, de chiquito estás jugando y aprendiendo a jugar y cuando llegás a grande, con un poco de esfuerzo estás jugando en primera. Si nacés en Estados Unidos, sos pata dura. Eso es solamente pro como te criás.  En la música pasa lo mismo. Allá escuchan blues, rock, country, góspel, de todo desde niños y escuchan a sus madres y a sus padres cantar. Todo el mundo canta. El himno es muy cantable y lo cambian y arreglan, experimentan.  Hay personas que no puede cantar, yo por ejemplo y por eso toco el bajo pero escribo pensando en coros, me imagino coros y cantos. Eso se aprende escuchando a la gente que te rodea. Allá de chiquito tenés que cantar en el templo, en la escuela, en el partido de baseball, etc. Tenés que cantar sin vergüenza. Veo que allá abren la boca completamente se sueltan y no les importa nada. Acá, muchas vez que cantan con la boca cerrada, como con miedo o vergüenza. Las murgas sería lo más avanzado en lo vocal en Uruguay. En lo murguístico es diferente la situación. Siempre que puedo meto muchos coros en las producciones que hago en Estados Unidos, por ejemplo en el disco de Lucila Rada. Ella cantó divino y yo le agregué  2 cantantes góspel, Ericka Smith y Gee Gee Marin en coros.

¿Esta misión musical en la que usted está es difundir este tipo de música, el Góspel?

Yo digo: no hay que hacer una música lavada y podrida que mañana ya nadie la va querer escuchar.
Versión El Observador
El Góspel está conectado a todo, no es solo el que ves en las películas. El Góspel es lo que habla la letra (versos bíblicos). El estilo musical puede variar. Hay blues-góspel, heavy metal-góspel o folk-góspel, no importa, porque si habla de la biblia y de Dios, es Góspel.  Es el caso de R&B que suena todo el día en la radio en Atlanta, o del Hip Hop que también es Góspel.  Los músicos negros, los mejores, son de la iglesia. Por eso te decía que el góspel está conectado con todos los estilos musicales y por eso es que tocando en la iglesia, aprendí un montón de cosas que son usadas en el pop. Las radios, las FM tratan de hacer cada vez más lavada la música, más cuadrada y pegadiza. En el góspel, es todo lo opuesto aunque sí es pegadiza pero por otras razones. La música es libre en el góspel, no sabés lo que va a pasar.  Vos venís escuchando y te crees que va a pasar tal cosa y la música te pega un cachetazo. Te va llevando por lugares inesperados. Esa libertad total es lo que es la música para mí. Los Beatles, te van llevando, llevando y de repente te hacen ir para otro. Todos los grandes artistas son así. El góspel exagera eso.  Yo no hago góspel literamente pero la concepción de lo musical que tienen los artistas de gospel me inspiró mucho. Esa concepción de música es lo que quiero difundir, esa libertad creativa. Esa la misión en la que estoy.
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario