Puedes ver mis obras y mucho más en

castrovalva recomienda la música de Robert Jürjendal

entrevistas y artículos por eduardo paz carlson

miércoles, 20 de julio de 2011

ENTREVISTA CON ARIEL CAZES, DIRECTOR ARTISTICO DEL SODRE seguido de Mini entrevista con cantante uruguaya RINA BAFFA.

Ariel Cazes, Director Artístico del SODRE. Foto: epc
30 junio, 2011, por eduardo paz carlson

version full sin editar

Sube el telón… ¿Qué va a ver el público?

El gran misterio, la gran sorpresa, la belleza de la Opera es ver lo que aparece cuando sube el telón. Es muy lindo en los teatros cuando sube el telón y hay una gran puesta y se siente a la gente que hace “aaah”. Ese murmullo que es maravilloso. Esta es una producción que tiene escenográficamente una enorme riqueza. Hay una recreación bastante abstracta de la estepa rusa, del hielo… Hay un gran corazón que es una gran araña, un artefacto que tiene elementos de hielo que se van derritiendo en el trascurso de la obra. Esa araña es un gran corazón que se derrite. Hay mucha poesía en esta imagen pero el hielo es de verdad así que va a gotear y va a haber agua en el piso del escenario, los bailarines van a bailar en el agua (hay una especie de piscina que abarca 200 metros cuadrados de escenario. Es una pulgada de agua pero genera un efecto sobre todo en el último acto de la opera. También hay espejos, hay árboles, hay nieve. Es una ópera musicalmente fascinante, la música de Tchaikovski es realmente increíble.

¿Cuál es el argumento de Eugenio Onegin?

Esta ópera está basada en la novela homónima de Pushkin., Onegin es un dandy, es un joven desprejuiciado, un “Bon Vivant”. Es intimo amigo de Lenski. Tatiana, que es una campesina, se enamora perdidamente de él y le envía una carta en la que le declara su amor. Pero él la rechaza. La famosa aria de la carta que canta Tatiana es uno de los momentos culmines de la obra. Hay una fiesta en la Onegin, siempre en rol de galán, trata de conquistar a Olga, la novia de Lenski. Lenski reta a duelo a Onegin. Y en ese duelo, del final del segundo acto, Onegin mata a Lenski y se va. En la próxima escena han pasado años y vuelve y acude a otra fiesta en la que se encuentra con Larina que en realidad es Tatiana. Es ha convertido en una hermosa y sofisticada mujer, en una princesa porque que se ha casado con un hombre mayor, bueno, veterano de guerra: Gremin (que es el rol que yo he hecho). Onegin se da cuenta que Larina es Tatiana. Onegin trata de reconquistar declarándole su amor a Tatiana pero, en la última gran escena de la ópera, Tatiana lo rechaza a pesar del profundo amor que todavía siente por él. Un típico culebrón pero con una música tan maravillosa y la poesía acá también eleva el alma que hace de esta ópera una experiencia hermosa. Esta producción tiene sobre titulados lo cual es un elemento indispensable para que todo el mundo pueda seguir la trama.

¿Cuánto dura la obra?

En total, con los 2 intervalos, de 20 minutos cada uno, pensamos que unas 3 horas.

¿Cuántas personas estarán en el escenario?

En algunos momentos llegan a haber más de 200 personas sobre el escenario, el coro entero del SODRE, los solistas… ¡hay agua en el escenario! Es un espectáculo impactante.

¿Cuánta gente está involucrada en esta producción?

Estamos la producción artista que somos unas 5 personas, la dirección técnica del teatro con otras 15 personas más. Estamos haciendo milagros porque como recién decía que aquí se perdió el ejercicio de la crítica, se perdieron también casi todos los oficios del teatro. Nos dimos cuenta de que nos faltaban por ejemplo todos los oficios relativos al manejo de un escenario. Cuando reabrió el Solís, se llevó a todos los técnicos. A esto le veo el lado positivo porque con nuestro Auditorio estamos convocando a que renazcan los oficios del teatro, del escenario y muchos más. Son cientos de personas que van a tener trabajo con nosotros directamente y cientos más que van a conseguir trabajo de forma indirecta. La cultura das trabajo, la música, la opera es una industria maravillosa que da placer espiritual o estético pero también trabajo para mucha gente. Esta es una industria que va provocar la apertura de nuevas carreras en las facultades, fascinantes carreras como las de producción, escenógrafos, luminotécnicos, vestuaristas, coreógrafos, y muchísimos más. Nos nutrimos de los chicos de la EMAD, de Danza, etc.

Se dice que Eugenio Oneguin conjuga todas las artes, ¿porqué?

Porque tiene danza, tiene canto, tiene visualmente una riqueza formidable. Y el equipo para montarla lo hemos encontrado e n el camino. Estoy muy feliz de haberme encontrado con gente tan dedicada y valiente y que se lanzó a este proyecto con tanta pasión por la Opera y el SODRE. Yo soy un hombre de Opera, soy cantante y me actividad se desarrolla fuera del país y yo que estoy siempre arriba de los escenarios lo veo todo mucho más fácil pero para el que no está en ese lado, el lado del artista, asusta un poco montar una producción como esta. Cuando nuestros técnicos fueron al Teatro Argentino de La Plata a ver esta producción, se agarraó un susto que dijeron “esto no lo podemos hacer”. Ahí, yo los reuní les dije: “Basta de decir que no… no podemos decirle que no a algo que sí lo vamos a hacer porque estoy seguro de que lo vamos a hacer porque sé que podemos hacerlo”. Se produjo un “Clic” y cambió la postura de todos y desde entonces los he visto trabajar con un profesionalismo que hasta yo estoy sorprendido. Muchos son jóvenes. Hay un gran entusiasmo y una gran confianza en que podemos hacer esta producción y muchas más tan grandes o incluso más grandes que esta. Además tenemos el apoyo total del Ministro, la Subsecretaria, el Consejo directivo el SODRE. Un apoyo en declaraciones públicas pero también en recursos.

¿Cuánto le cuesta al Estado esta producción?

Evidentemente, es un espectáculo caro. Todavía no tenemos exactamente la cifra que se va gastar pero es lo que cuesta hacer una opera en estas latitudes que s mucho menos de lo que cuesta hacer una opera en Europa o Estados Unidos. El año pasado por ejemplo, junto a Gerardo Grieco y amigos del Teatro El Galpón viajamos Estados Unidos invitados por el gobierno norteamericano. Visitamos una treintena de teatros en 3 Estados y ninguna producción de ellos bajaba de los 3 o 4 millones de dólares. Nosotros quedamos muy sorprendidos porque para hacer el mismo espectáculo nosotros nos manejamos con el 10% de esa cifra. Y nuestros espectáculos están a la misma altura de aquellos. Además estamos entrando en una era desconocida para el SODRE que es el de las Co-producciones que nos ayudan mucho a montar espectáculos grandes como Eugenio Oneguin. Con las Co-producciones entre Teatro de la Región intentamos racionalizar al máximo los costos aprovechando todo (escenarios, vestuarios, técnicos, etc.) de la manera más inteligente y practica posible. Ahora, lo que antes lo pagaba un Teatro solo ahora lo pagan 5 porque todos compartimos los gastos y los materiales.

¿Y con la recaudación se recupera algo de la inversión?

Se está vendiendo muy bien. Hasta ahora nuestros conciertos y espectáculos son a sala llena. El público acude, tiene hambre de cultura. Eugenio Onegin es una Opera coproducida por el Teatro Argentino de La Plata (que es nuestro gran aliado en esto), Poznan y Cracovia de Polonia, la Opera de Bilbao y el SODRE. Gracias a mi carrera como artista, como cantante he tenido mucho relacionamiento con diferentes tetaros y es por eso que me aproximación al sistema de coproducciones es natural, digamos. La amistad es importante. Conozco a cantantes, directores, técnicos y es desde ese punto de partida que me relaciono primero con estos teatros. Hoy puedo verter aquí ese relacionamiento montar estas grandes producciones que tenemos planeadas para esta temporada. Nace desde la amistad y los años de conocimiento mutuo y se expresa con un trabajo profesional y con presentaciones de primer nivel mundial.

¿Qué otras óperas va a presentar el SODRE esta temporada?

Casi medio siglo que el país, luego del incendio del viejo Auditorio del SODRE que estaba aquí mismo y que se quemó en medio de una producción operística, “Un baile de máscaras” de Verdi cuando se incendió el teatro (no durante la función, fue entre funciones) que se quedó sin Auditorio. Ahora volvemos a presentar Opera con Eugenio Onegin de Tchaikovski un titulo no muy convencional. A partir del 2004 con la reapertura del Teatro Solís puesto a nuevo donde se incursionó por los títulos más clásicos del repertorio (Verdi, Puccini, etc.), pero nosotros consideramos que nuestro paladar musical aquí también abarca otras obras no tan trillados porque vemos que hay que ofrecerle a gente esos otros caminos. No negamos el repertorio tradicional de la Opera. Carencias logísticas, y de todo tipo, incluso arquitectónicas no nos permitieron hacer el primer título que teníamos programada para este año que era Turandot de Puccini. Habíamos previsto una temporada con 3 títulos: Turandot (una gran producción del Teatro Colón de Buenos Aires), después venía Eugenio Onegin y el Werther de Jules Massenet para finalizar la temporada. No pudimos con Turandot pero sí estamos prontos para este Onegin que nos ha demandado un enorme esfuerzo. Hacer Opera es algo sumamente complejo se necesita de un equipo que no lo teníamos pero que lo hemos encontrado.

¿Cómo ha reaccionado la Crítica Musical ante todo estos planes y conciertos?

La desaparición del Estudio Auditorio del SODRE en 1971 provocó décadas de vacío cultural y sobre todo, se terminó con la crítica musical, el ejercicio de la crítica. El hueco de 40 años sin SODRE fue brutal para la cultura musical nacional. Por ejemplo, acá vienen los Maestros y Artistas y me dicen “Mandame la crítica” y les tengo que decir que no hay críticos y los tipos no entienden, no lo pueden creer. Acá hubo 4 o 5 grandes críticos. Washington Roldan que falleció hace años, Nelson Guigens que murió hace pocos días luego el ver el concierto del ciclo de Rachmaninov (uno de los mejores conciertos que se vieron en los últimos tiempos en Uruguay) por el pianista gales Barry Douglas (uno de los mejores pianistas del mundo), se agotaron las entradas, fue impresionante: la gente deliró. Guigens presenció el concierto, quedó encantado. Pocos días después tuvo una crisis cardíaca y falleció. Era el último gran crítico musical uruguayo.

¿Y no se han formado críticos jóvenes?

Y, no, no hay porque en los planes de estudio (esto lo hablé el otro día con el Ministro y la Subsecretaria), no existe esta carrera. Les comenté que deberíamos implementar en humanidades la crítica musical. Pero se ha perdido ese saber. Se perdió la tradición. Recién ahora esto renace, resurge y bueno, nos encontramos con falencias de ese tipo. Faltan actores, faltan críticos, faltan técnicos, faltan todos los oficios relacionados con la opera. Ojo, hay gente que sabe y que se esfuerza pero necesitamos más. Todavía nos falta para funcionar a toda capacidad. Este auditorio es una herramienta fantástica para abrir las cabezas de la gente. Estamos en una época complicada donde los jóvenes a veces pierden poco la capacidad de apreciar el arte de verdad debido al bombardeo brutal de información de todo tipo a través de los medios, internet, etc. Tienen acceso muy fácil a todo tipo de contenidos y eso es buenísimo pero a veces si pierden y creo que recuperar este auditorio es una forma de decirles que acá hay buen arte, buena música, buenos cantantes y muchas posibilidades de que se desarrollen como artistas los que lo sientan y que puedan disfrutar de estas producciones quienes busquen arte de calidad. Vamos a la UTU, a primaria y secundaria los vamos a buscar, los invitamos a que vean y que conozcan nuestras actividades. Todavía debemos mejorar la parte logística para coordinar las visitas de los estudiantes. Presencian ensayo, hacen visitas guiadas, se les explica la historia y los proyectos de futuro, se les anima a interesarse por la música y el arte. Los ensayos generales los llenamos de jóvenes de todo el país. Estamos devolviéndole al país un centro de irradiación cultural formidable.

¿Y la ópera uruguaya? ¿Cuándo se estrena una ópera Uruguay?

Este planteo está dentro de la carpeta de nuestros proyectos. Hay una gran inquietud por parte de los compositores nacionales en que su música se lleve a cabo en nuestros escenarios. Puedo asegurar que la temporada próxima vamos a tener en los conciertos sinfónicos obras de autores nacionales como se hacía en otras épocas. También vamos a hacer un proyecto de conciertos de cámara para compositores contemporáneos y jóvenes uruguayos. Va a haber un llamado público y abierto para la recepción de proyectos. Se va realizar un festival consagrado a nuestros compositores.

La ópera uruguaya se desconoce totalmente.

Es así, el público no ha podido conocer las operas uruguayas. Tenemos que empezar a difundirla. Aquí estamos formando un estudio destinado a la ópera de los jóvenes, opera hecha por y para los jóvenes por los alumnos más adelantados de la Escuela de Opera, los nuevos valores. Opera en un formato mucho más despojado, más minimalista pero muy rico y experimental.

¿Qué ópera uruguaya me recomienda escuchar?

Es terrible, pero lamentablemente, yo tampoco tuve en mi formación la oportunidad de estar en contacto con estas operas uruguayas. Nunca vi ópera uruguaya. Realmente no sé en los últimos 40 años qué óperas uruguayas se han representado en mi vida casi ni vi. ¿Qué vi? Marta Gruni (1967) de Jaurés Lamarque Pons, escuché El Regreso (1972) de Ricardo Storm, pero de Ipuche Riva por ejemplo, tengo pocas referencias y nunca pude ver nada suyo aunque sé que el compuso opera. El agujero negro que produjo la pérdida durante 40 años del auditorio del SODRE no nos ha permitido a una ya entera que pisamos 40-50 años de tener acceso a toda esa música uruguaya. ¡Es terrible! ¡Hay un acerbo cultural que está ahí y que tenemos que rescatar! En el Estado uruguayo, debido a las burocracias a veces querer no es poder. Nosotros, en el SODRE, estamos en camino a poder empezar a difundir toda esa música. Esta es una sala de 2000 espectadores que para una ciudad como la nuestra es enorme. El público es muy inteligente en Uruguay y sé que si estrenamos música uruguaya y lo comunicamos bien, se llena la sala y varias veces. Estamos empezando a recopilar ya archivar los que exista de música Uruguay en el SODRE. Estamos recabando información, armando un archivo de músicos nacionales y a partir de temporada que viene a vamos a volver a estrenarlos. El llamado abierto para obras de Cámara en la Sala Goitiño y para el Auditorio arranca ya la semana que viene así que vamos en serio con esto. En cada concierto grande de la temporada que viene se va incluir por lo menos 1 obra de autor nacional. Estamos abiertos a todos los proyectos que nos presenten los compositores uruguayos, totalmente abiertos.


ARIEL CAZES : http://www.arslyrica.org.uy/artistas/arielcazes/index.html


DATOS DE LA PRODUCCION:

Se agregarán funciones si la demanda lo impone

22, 23, 24 Y 26 JULIO (Auditorio Nacional Adela Reta)

ÓPERA EUGENIO ONEGIN (Piotr Illich TCHAIKOVSKI)

Director Musical: Mtro. Lukasz Borowicz E
Regisseur: Michal Znaniecki E

Reparto

1er Elenco:

3 FUNCIONES (22, 24 y 26 JUL)

Rol Eugenio Onegin (Barítono) - Dmitri Vargin Ruso
Rol Tatiana (Soprano) – Natalia Kreslina Latvia
Rol Olga (Mezzosoprano) – Elena Belfiore Argentina
Rol Filipyedna (Mezzosoprano) - Raquel Pierotti Uruguaya
Rol Larina (Mezzosoprano) – Graciela Lassner Uruguaya
Rol Lenzky (Tenor) – Pedro Espinoza Chileno
Rol Gremin – Guillermo Prilassnig Uruguayo
Rol Triquet (Tenor) – Gerardo Marandino Uruguayo
Rol Capitán (Bajo) – Julio Clavijo Uruguayo
Rol Zareski (Bajo) – Julio Clavijo
Rol Boyardo (Tenor) – Pablo Duplech N

2do Elenco

1 FUNCIÓN (23 JUL)

Rol Eugenio Onegin (Barítono) - Federico Sanguinetti Uruguayo
Rol Tatiana (Soprano) – Daniela Tabernig Argentina
Rol Olga (Mezzosoprano) – Guadalupe Barrientos Argentina
Rol Filipyedna (Mezzosoprano) – Rina Baffa Uruguaya
Rol Larina (Mezzosoprano) – Stephanie Holm Uruguaya
Rol Triquet – (Tenor) – Raúl Pierri Uruguayo
Rol Lenzky (Tenor) – Martín Nausspausmer Uruguayo
Rol Gremin – Gustevo Balbela Uruguayo
Rol Zareski (Tenor) – Álvaro Godiño Uruguayo
Rol Capitán – Álvaro Godiño
Rol Boyardo (Tenor) – Eduardo Fleitas Uruguayo

COMPLEMENTO:

Mini entrevista con cantante uruguaya RINA BAFFA.

por eduardo paz carlson
Por favor comente su rol en Eugenio Onegin.

Filipievna es un rol para mezzosoprano, y es la nana de las hermanas Tatiana y Olga. Es un personaje muy importante en la sociedad rusa, y ello se refleja en la literatura de ese país. Es la confidente de Tatiana, y un apoyo en general para todos, ya que es la conexión a la realidad de todos los personajes. Es un desafío importante sobre todo por el hecho de cantar en ruso. No es frecuente en nuestro medio la posibilidad de cantar un rol íntegro en un idioma tan distante al español. Y estamos ante un estreno absoluto en nuestro país, ya que en todos los años de existencia del Sodre nunca se hizo una ópera de Tchaicovski.

¿Qué opina de esta nueva etapa del SODRE con su Auditorio Adela Reta?

Estamos ante una realidad que nos plantea grandes desafíos. Ahora que el Complejo de Salas Adela Reta ha sido puesto en funcionamiento deben llevarse a cabo temporadas que hace años no se realizaban, justamente a causa de la falta de un teatro propio. Causa inconvenientes el hecho de que la Sala haya comenzado a funcionar parcialmente, sin estar terminadas totalmente sus instalaciones, ni las salas de ensayo para los cuerpos estables, así como tampoco el resto de edificio. Se ha planteado por parte de las autoridades la necesidad de una transformación del Instituto, para darle mayor autonomía y aggionarlo a los tiempos que corren. El gremio de funcionarios, AFUSODRE, está de acuerdo en que es imperiosa una transformación del organismo, pero con una visión diferente a la de la clase política. Las autoridades pretenden cambiar la naturaleza jurídica del Sodre transformándolo en una persona pública de derecho privado. El gremio rechaza esta este intento de privatización, indicando y presentando proyectos y caminos alternativos para transformar al Sodre en una estructura moderna, con mayor agilidad y autonomía, que actúe en beneficio de la cultura nacional y de la sociedad toda.

¿Qué actividades tiene para el futuro próximo?

Actualmente y desde hace 3 años, me encuentro a cargo como única docente de la Escuela Municipal de Canto de Maldonado, donde contamos con casi 40 alumnos. Hemos venido haciendo en el correr del año lectivo, una obra por año, a fin de que los alumnos además de aprender a cantar, tengan una visión integral de lo que es el mundo del canto, habiendo realizado en 2009 la opereta La Viuda Alegre de Lehar, en 2010 la ópera La Cambiale di Matrimonio de G. Rossini, y este año estamos embarcados en la preparación de la zarzuela La del Manojo de Rosas de P. Sorozábal. Creo que la formación integral de los jóvenes, los cantantes del futuro, es uno de los proyectos más importantes en los que he trabajado en estos últimos años.

datos de RINA BAFFA

Es Licenciada en Canto egresada del Conservatorio Nacional de la UDELAR, donde estudió con Natalia Zimarioff. Realizó especializaciones en el exterior con Jaime Aragall y Neyde Thomas. Fue finalista del 3er. Concurso Internacio nal de Canto “Luciano Pavarotti”. Posee un extenso repertorio de cámara y de ópera. Ha cantado bajo la dirección de los Maestros Stephane Cardon, García Asencio, Miguel Patron Marchand y Antonio Russo, y entre otros, con Jean Philippe Lafont, Rio Novello, Jaime Aragall, Juan Carlos Gebelin y Roberto Nalerio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario