Puedes ver mis obras y mucho más en

castrovalva recomienda la música de Robert Jürjendal

entrevistas y artículos por eduardo paz carlson

martes, 31 de mayo de 2011

JOSÉ SACRISTAN CAMINANDO CON MACHADO

ENTREVISTA CON JOSÉ SACRISTAN 25mayo2011

por Eduardo Paz Carlson para El Observador


 Versión full sin editar                               

1- Sobre la situación en España

Usted que formó parte de la generación que lideró la salida del franquismo y que luego ayudó a establecer la democracia en España, ¿qué piensa de esta revuelta popular, mayoritariamente juvenil de “Indignados” contra la clase política y pidiendo un nuevo tipo de democracia?

Me parece muy interesante que me hagas esta pregunta porque como puedes imaginar, estoy bastante inquieto. Lo que está pasando hoy en España era algo que era de prever. Real y tristemente se ha ido adormeciendo, anquilosando mecanismo político, la dialéctica pero tanto de unos como de otros, que conste. Era lógico y natural que esta revuelta ocurriese tarde o temprano. Lo que me preocupa es que tengo serias dudas de que esto llegue a calar de verdad, de que impregne el mecanismo de la acción política y que la haga modificar o cambiar. Tengo mis dudas. Pero lo considero muy saludable y que está muy bien que ocurra. Pero permíteme que te haga una observación: fíjate cual ha sido el resultado de las elecciones. Conviene sentarse a analizar esto serenamente. Qué número de personas estiman que ya está bien esta putrefacción del juego político y por otro lado hay millones que deciden avalar comportamientos corruptos, como en el caso de Valencia y en otros sitios, y legitimar total y absolutamente esas prácticas. Mientras unos gritan porque se sienten “indignados” con la clase política otros se vuelcan masivamente hacia la derecha. Habrá que esperar un poco para entender este fenómeno. Esto está pasando ahora y en el marco de una crisis que no afecta solamente a España, claro, afecta a toda Europa y al mundo. La situación no es muy divertida para mí.

Estos jóvenes son rebeldes, son pacíficos, por ahora.

Sí, confiemos en que sigan así, hombre, si se trata de tomar el Palacio de Invierno me parece que la aventura está descartada de ante mano. Entonces, creo que todo lo que se ha de hacer se haga pacíficamente.

¿Hay una fractura en la sociedad española actual? Porque por una parte, como usted dice hay millones que apoyan fervientemente a la derecha y por otra parte millones que se sienten totalmente al margen del sistema político español, están indignados, hartos gritan por un cambio.

Sí, pero no son tantos millones los que se dicen indignados. No creo que haya una fractura, no. Bueno, ya me gustaría que el levantamiento hubiese sido de millones. Insisto en que hay que ver como se compartan en el futuro como se desarrolla esto y analizar este momento con el resultado de las elecciones. Son las 2 caras de esta situación. En realidad esto era un grito que ya se escuchaba. Habrá que esperar a ver qué diablos pasa.

Usted es un viejo rebelde, “viejo” en el mejor sentido, me imagino que se identifica con este nuevo movimiento, se entusiasma.

Sí, no… ¡En el buen sentido y en el real, el cronológico! ¡Pero claro que me identifico con esta juventud que se rebela y protesta, claro! Pero lo que sí te digo es que yo no sé si estas manifestaciones han conseguido que la derecha -que está mucho más militarizada, son un poco mitad monje, mitad soldado de José Antonio Primo de Rivera- se preocupe al menos, porque lo que sí han logrado es que el nivel de participación social y en las urnas ha aumentado. Tal vez, la derecha, que está mucho más organizada, se haya volcado más a sus militantes impulsándolos a participar más como reacción ante esta protesta juvenil porque su electorado tiene la fidelidad del militar o el sacerdote ¡y además todo esto viene a producirse al final de la campaña electoral! Fascinante momento.

¿Y los artistas, qué deberían hacer en estos momentos de revuelta, sumarse, colaborar?

Los artistas, los fontaneros, los abogados, los campesinos, en fin, que cada uno haga lo que le comprometa como ciudadano, que cada uno haga su labor lo mejor posible. Obviamente, el trabajo e artista tiene una gran repercusión pero el que haga películas que las siga haciendo bien, el que escriba que escriba bien, el que pinte que pinte bien y que luego que salga a la calle o que vote o que haga como ciudadano lo mejor para el país. Cada uno debe, desde su lugar, tratar de hacer mejor su trabajo.

¿Cómo ve la actitud del Rey Don Juan Carlos en estos momentos de crisis y cambios?

Ojalá dentro del panorama político, muchos políticos de derecha y muchos que se dicen de izquierda cumplieran con sus obligaciones como cumple la casa real, es así, te lo digo sinceramente. Hay mucha gente que se llama de izquierdas que le hace muchísimo más daño a la izquierda de lo que le hace la presencia del Rey. Tanto el Rey como su mujer y sus hijos están ahí cumpliendo su papel a cabalidad, vamos, ¡que se ganan el sueldo! No como otros políticos…


2- Sobre el espectáculo del 31 de mayo en el Solís.


¿Primera vez en el Teatro Solís?

¡La verdad es que estoy acojonado, la verdad! Sí, porque… joder, ¡vaya teatro!
Y un espectáculo así en principio es para un formato no tan ambicioso, un recinto no tan grande. Va ser un hermoso desafío para mí. Espero no defraudar al publico uruguayo que se está mostrando tan interesando con esta presentación.

¿En qué consiste este show, “Caminando con Antonio Machado”?

El show dura 1 hora y algo. Se me ocurrió echando mano de lo último que escribió Don Antonio, “Estos días azules y este sol de la infancia…” hacer un recorrido a la inversa desde Collioure hasta Sevilla utilizando como puentes temas musicales y parte de su obra, la más íntima, la más social, la más descriptiva y hacer ese viaje de vuelta que nunca pudo hacer Antonio Machado. El espectáculo es exactamente el mismo que voy a presentar en Buenos Aires.

¿Cómo surgió la idea de venir al Solís con este espectáculo?

En estos días estoy en Argentina rodando la película “El muerto y ser feliz”, con el director Javier Rebollo y con la actriz uruguaya Roxana Blanco. Le comenté a un amigo “esto lo hago yo en España” y él me dijo “bueno, vamos a moverlo aquí” y hubo interés y allí estaré el próximo 31 de mayo.

Sube el telón… ¿Estará solo en el escenario?

En principio, no sé si se abre el telón o estará ya abierto. Yo hago una convención con unas prendas en una silla que son el gabán, el sombrero, las gafas, el bastón. Es la convención de ser un poco yo y un poco Machado.

No es poseía declamada o recitada, ¿va a actuar los poemas?

Es una lectura dramatizada. ¿Actuar?, un poquillo, sí.

¿Habrá música?

Facundo Ramírez, el hijo de Ariel Ramírez me acompañará al piano. En España me acompañaba con música más española (Albéniz, Mompou, entre otros) por decirlo de alguna manera pero aquí, a sugerencia de Facundo, hemos elegido agregar aires, canciones, melodías más cercanas a la sensibilidad del Río de la Plata.

¿La escenografía?

Nada más que un ciclorama con el que vamos pasando de los azules a los dorados y un piano y un atril y una silla con unas prendas.

¿Qué poemas de Machado va a recitar-actuar?

Está “Al olmo viejo, hendido por el rayo y en su mitad podrido…”, todo lo relativo a Guiomar, Soria, al paso por Segovia, por Valencia, en fin, está Don Antonio en toda su profundidad.

¿Prepara el cuerpo para recitar durante más de una hora?

Aah, no… yo, cómo decía Pedro López Lagar, “¡me pongo la gorra y salgo!” Ya son muchos años de escenarios.

Artaud decía que el actor es una atleta de la afectividad. Lo quería agarrar por ese lado pero veo que no…

No, hombre, no… En mi caso, todo lo contrario de un atleta, nada más lejano… ¡Soy un canijo, me defiendo como puedo!

¿Usted siente a la platea, al público, lo siente reaccionar o está en su mundo mientras actúa?

Depende de mí y de quien esté en la platea. Puede que tu lo hagas merezca la atención de la gente, puede que no. He notado una corriente que viene desde la platea, sí, eso se siente bien, otras se siente no tan bien porque puede que alguien me mire con cara de que no le gusta un carajo lo que estoy haciendo, de eso me doy cuenta, lo percibo claramente.

¿Y cómo le afecta cuando pasa eso?

¡Jode! Hombre… Jode… jajaja … pero bueno, esas noches uno aprende.

¿Va a haber algún diálogo con el público, en el sentido de que va a explicar los poemas, decir los títulos, contar historias?

No, no, no. No estoy para didactismos, no. Además, Don Antonio está ahí, no necesita presentaciones ni explicaciones.

¿Va a aceptar algún bis?

Están preparados algunos, por si acaso. Pero no te digo más… serán sorpresas.

¿Luego de este show, cuales planes tiene?

Vuelvo a España y tengo en vistas un evento de Teatro, el Festival de Teatro Clásico de Almagro. Es sobre El Quijote y Cervantes pero no puedo adelantar mucho más.

….

RECUADRO AMBIENTE POÉTICO EN ESPAÑA HOY

¿Cómo está el ambiente poético actual en España?

Pues hay un ambiente poético formidable. Se nos han ido José Ángel Valente y Ángel González pero hay poetas formidables como Pedro García Montero y un panorama poético español muy interesante. Internet ayuda mucho a difundir la poesía porque sabemos que la poesía no se lee como se lee el fútbol y las nuevas tecnologías, las redes sociales acercan a los poetas a las nuevas generaciones con una estética actual.

En el año 1985, la banda Golpes Bajos, en plena Movida Madrileña, cantaba “Malos tiempos, para la a lírica…” ¿Han mejorado los tiempos para la lírica, la poesía?

Creo que esta crisis económica-financiera que estamos padeciendo es algo más, es una crisis moral. Esta crisis está poniendo al descubierto un montón de cosas que pensábamos que tenían un perfil, cosas que creíamos de una manera y que hoy ya no lo son tanto. Ojo, no quiero apuntarme a la lista de los catastrofistas que pontifican y joden con las predicciones negativas… ¡hay que seguir adelante, hay que seguir viviendo! Ojalá que esta crisis sirva para depurar, para corregir, para aprender de los errores. Por suerte la poesía no está sujeta a las leyes del mercado.

¿Puede cambiar el mundo la poesía?

¡No, rotunda y radicalmente, no! ¡Podre del poeta que quiera cambiar el mundo! ¡Los poetas que hagan poesía! No te equivoques: al mundo lo cambian los tanques, los bancos, los hechiceros de la tribu, los que van proponiendo “la verdad”…no, no... Fíjate qué vergüenza para nosotros si la poesía tuviese capacidad para cambiar el mundo: ¿Mira lo que hemos logrado cambiar con la poesía? Muy poco…

¿Y de poetas sudamericanos que le interesen?

La formidable poetisa argentina Mónica Rolandelli, que además es psicoanalista me ha impactado mucho con sus versos.

¿Y algún poeta uruguayo?

¡Ahí me pillas! Fuera de Benedetti, ¡me pillas en calzoncillos!



Eduardo Paz Carlson, 25 mayo 2011

No hay comentarios.:

Publicar un comentario