Puedes ver mis obras y mucho más en

castrovalva recomienda la música de Robert Jürjendal

entrevistas y artículos por eduardo paz carlson

lunes, 7 de febrero de 2011

FÍGARO, OBSERVADOR DEL GÉNERO HUMANO

JUEVES 13 DE FEBRERO DE 1997 EL OBSERVADOR


ANIVERSARIO – MARIANO JOSÉ DE LARRA (1809-1837)

El gran prosista español moría por propia mano hace hoy 160 años dejando una obra periodística de extraordinario valor literario y asombrosa vigencia

por Eduardo Paz Carlson
Especial para EL OBSERVADOR

Hoy se cumplen 160 años de la noche en Mariano José de Larra, uno de los talentos literarios más exuberantes del siglo XIX español, se suicidó descerrajándose un balazo. Tenía 28 años y su carrera literaria estaba en su apogeo. Su seudónimo Fígaro le había dado una gran popularidad, especialmente por sus artículos de costumbres. Poeta, autor dramático y traductor, Larra fue esencialmente un gran periodista, capaz de convertir cada uno de sus artículos en una pieza literaria. Por esa razón, este aniversario no puede pasar desapercibido en un medio de prensa.

“Lo más destacable de la obra de Larra es, sin duda alguna, su producción periodística. Este apasionado escritor costumbrista logró el máximo potencial expresivo de su creatividad en el ámbito de la prensa. Hay que recordar que el periodismo liberal del Madrid de Larra servía como trampolín para las ideas más combativas e imaginativas del Romanticismo” Enrique Rubio, en su libro Artículos, sobre la vida y obra de Larra, explica claramente el estilo y la motivación de Fígaro: “A Larra no le preocupa lo exterior del personaje, sino todo lo contrario. Su análisis se dirige a mecanismos más completos, a seres retratados interiormente, como si Fígaro penetrara en sus interiores para desmenuzar y escudriñar el modelo elegido”.

Larra no buscará lo pintoresco y se negará a caer en un patriotismo facilista. Se rebelará ante todo lo que censure su espíritu liberal y no dudará en formular profundas y ácidas críticas (pero llenas de humor) a la sociedad española. No será por resentimiento o frustración: lo impulsará un lúcido amor por España, un amor que lo obligará a ser implacable y que le provocará no pocos enemigos.

UN ESCRITOR POLIFACÉTICO

Larra fue el primer escritor español que se destacó como tal a través del periodismo.

Incursionó en casi todos los géneros literarios. Escribió poesía, piezas teatrales, traducciones (de autores franceses) y novela histórica. Comenzó siendo poeta y recorrió el género en casi todas sus formas. Hacia 1830 renunció públicamente a la poesía, la que sólo aceptaría bajo el concepto de “poesía útil”. Enrique Rubio explica: “será una poesía que debe ser denunciativa y correctora de vicios, inspirada en las técnicas de los poetas satíricos latinos”.

Como autor dramático, se destaca su obra Macías, representada por primera vez en el Teatro del Príncipe el 24 de setiembre de 1834 y que permaneció en cartel cinco días consecutivos. Fue censurada por revolucionaría y excluida de todos los tratados de historia teatral de la época. Según Rubio, de no ser por esta censura, la obra figuraría como el primer drama romántico español.

En el área de la novela histórica su obra El Doncel de don Enrique el Doliente tuvo una buena aceptación del público pero no así de la crítica.

EL GRAN OBSERVADOR

Como periodista de costumbres Larra fue deslumbrante. Sus agudos artículos describen, desde una óptica inteligente, denunciativa y a veces satírica, la vida social de Madrid. Los más reconocidos fueron Una comedia moderna: 30 años o la vida de un jugador, El Café, El casarse pronto y mal, El mundo todo es máscaras, Todo el año es carnaval, En este país, La vida de Madrid, Modos de vivir que no dan de vivir, El castellano viejo y para finalizar, el legendario artículo La Nochebuena de 1836. Yo y mi criado. Delirio filosófica.

En cada uno de estos trabajos, Larra afina el ingenio y observa casi con rayos los miedos, las ilusiones y los sueños de su época. Pero también denuncia (a veces con furia) la hipocresía, la mentira y los excesos del poder y clama por mayor libertad de expresión.

También fue un tenaz protector de la pureza del idioma castellano. Para Fígaro, la lengua es arma eficaz para cambiar al mundo con ideas y sólo teniéndola en perfecto estado este cambio revolucionario se pocrá comunicar con éxito.

Sus artículos trascendieron su tiempo y llegaron has la actualidad con una frescura y vitalidad sorprendentes. La razón es muy sencilla: lo que Larra describe como propio de su época encuentra perfecta correspondencia con las actitudes de la gente de hoy. Y esto no es una casualidad. Larra supo observar el corazón de los hombres, llegó hasta lo esencial, lo primigenio, y lo reveló en una lengua simple y clara.

Leer a Mariano José de Larra hoy es un esclarecedor ejercicio de reflexión existencial en la que los lectores podrán descubrir muchas de sus propias inquietudes. Para los periodistas, su obra se ha convertido en una referencia profesional obligatoria.

Un romántico voluble y desdichado

Enamoradizo, el pobrecito hablador (como en un artículo se dominó Larra) sufrirá los vaivenes de sucesivos fracasos amorosos. De muy joven idolatró a una mujer mayor que lo despreció y que a la postre resultó ser la amante de su padre. Luego vino el encontronazo con la “fría e infantil” Pepita Wetoret y Velasco, con la que se unirá en un cortísimo matrimonio. Después aparecerá en su vida la cantante Grisi, una mujer de mala reputación para la sociedad de la época. Pero quien mas le impactó fue la bella y muy casada Dolores Armijo, con la cual mantendrá una turbulenta relación. Esos amoríos marcaron su obra y, sobre todo, su muerte. La presencia de estas mujeres en la vida de Fígaro puede seguirse a través de muchos de sus trabajos. Uno de sus artículos, El casarse pronto y mal (1832), fue inspirado por su malogrado matrimonio con la Wetoret.

Las idealizadas féminas fueron personajes que nutrieron sus escritos pero, a diferencia de los otros, los que le hacían reír, éstos le provocaron dolor hasta la muerte. El sensible “Hablador” sufrió muchísimo con estas aventuras románticas. La hermosa Dolores fue la disparadora de una irracional y definitiva decisión.


La tragedia se desató la noche del 13 de febrero de 1837. Fígaro acordó encontrarse con Dolores para proponerle reconciliación, pero ella acudió con el firme propósito e cortar la relación. Larra no pudo soportar este rechazo y se suicidó.

. . . . .

otros articulos y entrevistas sobre temas musicales

EL MUNDO DE HERMETO PASCOAL

entrevista realizada vía fax...



























CONCIERTO DE HERMETO PASCOAL:

...

ENTREVISTA CON Milton Nascimeinto, 23 de noviembre 1996.



Cronica del concierto de Milton Nascimento, 27 de noviembre de 1996, Teatro de Verano, Mvdeo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario